“Las Inteligencias Múltiples no son Estilos Educativos”

Posted on Actualizado enn

 

Los campos de la Psicología y Educación se revolucionaron hace 30 años, cuando el, ahora mundialmente famoso, psicólogo Howard Gardner publicó en 1983 su libro “Frames of Mind: La Teoría de las Inteligencias Múltiples, en el que se plantea un nuevo modelo para la inteligencia humana que iba más allá de la creencia tradicional en que había un solo tipo de inteligencia que podría ser medido por pruebas estandarizadas. (Aquí se puede leer el artículo en que Gardner propuso esta teoría) 

Inicialmente, la teoría de Gardner planteó siete inteligencias que trabajan conjuntamente: lingüística, lógico-matemática, musical, corporal-kinestésica, espacial, interpersonal e intrapersonal; más tarde añadió una octava a la que denominó inteligencia naturalista, aunque bien dijo que aún podían existir unas cuantas más. La teoría se hizo muy popular entre los docentes de todos el mundo (del llamado “k-12”) (*) que buscaban vías de acercamiento a aquellos estudiantes que no respondían a los métodos tradicionales, pero con el tiempo, las “inteligencias múltiples” de alguna manera se convirtieron en sinónimos del concepto de “estilos de aprendizaje”. En este importante artículo, Gardner explica por qué ambas cosas no son lo mismo.

Gardner ahora enseña en la Escuela de Graduados de Educación de Harvard. Es autor de numerosos libros sobre la inteligencia y la creatividad. En su libro “La Generación App”, co-escrito con Katie Davis, explica cómo la vida de los jóvenes de hoy es diferente a la de antes del nacimiento de la era digital. (Publicación en Octubre de 2013 por Yale University Press)

—-

Nota del traductor:

Para complementar al post anterior publicado en este blog sobre la Teoría de las Inteligencias Múltiples de Howard Gardner, traduzco con gran interés este artículo de Valerie Strauss, periodista norteamericana del Washington Post, especializada en temas educativos. En el artículo en cuestión, Howard Gardner, ofrece algunas interesantes puntualizaciones y consejos, arrojando mucha más luz sobre sus ideas.

Para seguir el trabajo de Valerie Strauss os aconsejo seguir sus intervenciones en el blog “The Answer Sheet” del prestigioso rotativo de estadounidense. 

(*) El K-12 es un término usado en EEUU, Australia, Canadá,… para el tipo de escuelas que ofrecen el ciclo completo de formación: desde el “jardín de infancia” hasta el “grado 12” (17-19 años) que es como nuestro Bachillerato. A nuestro efectos, incluiría la Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato, aunque ellos lo denominan Kindergarten, Elementary, Middle y High School.

MhB

frames of mind

 

 

Por Howard Gardner

Han pasado 30 años desde que desarrollé el concepto de “inteligencias múltiples”. Me he sentido muy agradecido por el interés mostrado por esta idea y el modo en que se ha utilizado en escuelas, museos y negocios de todo el mundo. Pero una consecuencia imprevista me ha inquietado y es la tendencia de muchas personas, incluidas personas a quienes estimo, de que me atribuyan la noción de “estilos de aprendizaje” o igualen “inteligencias múltiples” con “estilos de aprendizaje”. Es un buen momento para dejar las cosas claras. 

En primer lugar una palabra sobre “Teoría de las Inteligencias Múltiples (IM)”. Sobre la base de la investigación en varias disciplinas, incluyendo el estudio de cómo las capacidades humanas están representadas en el cerebro, desarrollé la idea de que cada uno de nosotros tenemos una serie de facultades mentales relativamente independientes, a las que podemos llamar nuestras “inteligencias múltiples”. La idea básica es muy simple. La creencia en una sola inteligencia supone que tenemos una especie de ordenador central para todo y él determina de qué manera actuamos en todas las facetas de la vida. Por el contrario, la creencia en las inteligencias múltiples supone que tenemos una serie de ordenadores relativamente autónomos: uno registra la información lingüística, otro la información espacial, otro la información musical, otro la información sobre otras personas, etc. Estimo que los seres humanos tenemos de 7 a 10 inteligencias distintas (ver http://multipleintelligencesoasis.org).

Incluso antes de que yo hablara y escribiera sobre “IM”, el término “estilos de aprendizaje” estaba siendo muy usado en los círculos educativos. La idea, aparentemente razonable, es que todos los niños (en realidad, todos nosotros) tienen mentes y personalidades distintivas. En consecuencia, tiene sentido investigar acerca de los estudiantes y enseñarles con métodos adecuados y -sobre todo- eficaces. 

Dos problemas. En primer lugar, la noción de “estilos de aprendizaje” no es, en sí misma, coherente. Aquellos que usan el término “estilo” no definen los criterios, ni de dónde proceden estos estilos, cómo se los reconoce, evalúa y aprovecha. Decir que Johnny tiene un estilo de aprendizaje “impulsivo”, ¿significa eso que Johnny es “‘impulsivo” en todo? ¿Cómo lo sabemos? ¿Qué implica esto en lo que se refiere a la enseñanza? ¿Deberíamos enseñar “de manera impulsiva”, o deberíamos compensarlo mediante una “enseñanza reflexiva”? ¿Qué ocurre con un estilo de aprendizaje más “creativo”, visual o táctil? 

Segundo problema. Cuando los investigadores han tratado de identificar los estilos de aprendizaje, enseñar sistemáticamente con esos estilos y examinar los resultados, no hay evidencia de que el análisis mediante estilos de aprendizaje produzca resultados más eficaces que un “método único de enfoque.” Por supuesto, el análisis mediante estilos de aprendizaje podría haber sido inadecuado. O incluso si estuviera bien planteado, el hecho de que una intervención no haya funcionado no significa que el concepto de estilos de aprendizaje sea defectuoso; otra intervención podría haber demostrado su eficacia. La ausencia de pruebas no prueba la inexistencia de un fenómeno; esto indica a los investigadores educativos que deben volver a empezar desde el principio.

 

Paso a explicar lo que considero la mejor manera de analizar esta cuestión léxica: 

Inteligencia: Todos nosotros tenemos inteligencias múltiples. Lo que ocurre es que suele destacar una inteligencia sobre las otras, un área donde la persona tiene una mayor potencia. La capacidad de ganar con regularidad en un juego de pensamiento espacial implica una fuerte inteligencia espacial. La capacidad de hablar bien un idioma extranjero en tan solo unos meses, indica una fuerte inteligencia lingüística.

Estilo o estilo de aprendizaje: Un estilo es una hipótesis acerca de un enfoque individual ante una variedad de cuestiones. Si un individuo tiene un “estilo reflexivo,” se supone que debe ser reflexivo en todas las cuestiones. No podemos asumir que la reflexión en la escritura indique necesariamente también reflexión en la interacción con otras personas. Pero si realmente la reflexión existe de manera general, los educadores deberían tomarse en serio ese estilo. 

Sentidos: A veces la gente habla acerca de un alumno “visual” o un alumno “auditivo”. Eso implicaría que algunas personas aprenden a través de la vista y otros a través del oído. Esta cuestión es incoherente. Tanto la información espacial como la lectura se producen con la vista pero usan facultades cognitivas totalmente diferentes. Del mismo modo, tanto la música como el habla activan el oído, pero de nuevo hacen uso de facultades cognitivas totalmente diferentes. Reconociendo este hecho, el concepto de inteligencias no se centra en cómo la información lingüística o espacial llega al cerebro, ya sea a través de los ojos, de los oídos, de las manos,… eso no importa. Lo que importa es la capacidad de procesamiento mental, la inteligencia, que actúa respecto a la información sensorial, una vez recogida.

 

Mi objetivo aquí no es dar una lección de Psicología, ni de Fisiología ni de Física, sino más bien asegurarnos de que no nos engañamos a nosotros mismos y, más importante aún, no engañar a nuestros hijos. Si la gente quiere hablar de “un estilo impulsivo” o de “un estudiante visual”, está en su derecho. Pero deberían reconocer que estas etiquetas pueden ser, como mucho, de poca ayuda, o a lo sumo, estar mal planteadas. 

Por el contrario, existe una fuerte evidencia de que los seres humanos tienen una gama de inteligencias y que la fortaleza (o debilidad) de una inteligencia no indica fuerza (o debilidad) en las otras inteligencias. Todos nosotros mostramos perfiles irregulares de inteligencia. Hay formas de evaluar nuestras propias inteligencias que son de sentido común, y si parece lo creemos oportuno, podemos someternos a una examen más formal. Y luego, como maestros, padres, o auto-evaluadores, podemos decidir la mejor manera de hacer uso de esta información.

 

Como educador que soy, plantearía tres consejos para educadores: 

  1. Individualiza tu enseñanza tanto como sea posible. En vez de “un modelo único para todos”, aprende todo lo que puedas acerca de cada estudiante, y enseña a cada persona de tal manera que se encuentren cómodos y aprendan de modo efectivo. Por supuesto, esto es más fácil de lograr con clases más reducidas. Pero las “apps” hacen posible individualizar a cada uno.

 

  1. Pluraliza tu enseñanza. Enseña las materias importantes de varias maneras, no sólo de una (por ejemplo, a través de cuentos, obras de arte, diagramas, juegos de rol). De esta manera se puede llegar a aquellos estudiantes que aprenden de distintas maneras. Además, mediante la presentación de los materiales de diversas formas conseguirás que entiendan mejor el significado. Si sólo se puedes enseñar de una manera, es posible que tu propio entendimiento sea escaso.

 

  1. Olvídate del término “estilos”. Va a confundir a los demás y no te va a ayudar, ni a ti ni a tus estudiantes.

 

Anuncios

3 comentarios sobre ““Las Inteligencias Múltiples no son Estilos Educativos”

    […] improvisado o planificado, racional o intuitivo, etc.). Como he señalado con frecuencia, “estilos de aprendizaje” no son lo mismo que […]

    […] improvisado o planificado, racional o intuitivo, etc.). Como he señalado con frecuencia, “estilos de aprendizaje” no son lo mismo que “inteligencias”. (Press […]

    […] Traducción del artículo al español aquí.  […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s